Copiar y pegar estrategias de comunicación no es la solución

Vivimos en la cultura del “copiar y pegar” o “copy paste“, en inglés. Cierto. Y en muchas ocasiones resulta algo útil y provechoso que nos ahorra tiempo y economiza recursos y esfuerzos. Si algo ya está hecho y está bien hecho, ¿por qué no utilizarlo? ¿Y por qué no utilizarlo tal cual?

estrategias comunciación y marketing propiasDe hecho, el benchmarking consiste en eso: copiar y pegar lo que ya les funciona a otros. Pero, ¡cuidado! No se puede copiar y pegar absolutamente todo. Una buena práctica de benchmarking sería analizar qué hacen los demás —tanto de mi sector o especialidad como de otros—, qué es lo que funciona y traspasar eso a mi persona o negocio. Pero no copiando y pegando tal cual sino adaptándolo a mis peculiaridades como empresa y/o persona. ¿Acaso somos todos iguales?

No obstante, parece ser que hay una fuerte tendencia (equivocada) que se lleva mucho en el mundo de la comunicación. Se trata de copiar y pegar tal cual —cuando no plagiar— las estrategias comunicativas de los casos de éxito. ¡Y la gente se queda tan ancha pensando que lo que ha funcionado a otros les va a funcionar también a ellos! Nada más lejos de la realidad… Somos únicos y exclusivos; seres de la naturaleza irrepetibles. Por eso necesitamos conocernos a nosotros mismos, aprender de la experiencia (la nuestra y la de otros) y establecer nuestros propios objetivos y estrategias.

Podemos encontrar numerosos casos de este tipo en el campo de la web 2.0. porque su aplicación profesional es aún novedosa . Resulta que ahora podemos encontrar a muchas empresas en las redes sociales que están por estar o, mejor dicho, porque está la competencia o porque no sé qué compañía lo hace y le funciona (o dice que le funciona). ¡ERROR! ¿Dónde está el sentido común? Regla número uno en comunicación: Estar por estar, mejor no estar. Así que olvídate del copiar y pegar que, como bien dice el educador Marcelo Santos, ” copiar-pegar’ no funcionar”.

Leave a comment


cinco − = 3

Categorías

¿Por qué necesitamos las redes sociales?

Las redes sociales y la empresa