Siempre sueño mucho pero últimamente tengo algunas pesadillas en las que aparecen cosas que me dan miedo. De diverso tipo pero su significado es prácticamente para todas el mismo: se avecina algo malo…

Anoche soñé que estaba trabajando y, a través del gran ventanal que hay de suelo a techo en frente de mi escritorio (por él se pueden ver las montañas e incluso el mar), me sorprendió una gran explosión lejana. Era monstruosa; como las imágenes de la bomba atómica. Aunque sabía que estaba lejos, me llegó el sonido y las vibraciones del suelo y, entonces, me cogió miedo. No sabía qué hacer. Me quedé pasmado. Pero enseguida empezaron a sucederse más explosiones, en esta ocasión a modo de bombardeos, que cada vez caían más cerca trazando una línea recta desde la primera gran explosión hasta el punto en el que me encontraba yo. Lo cierto es que no fui presa del pánico. Tenía miedo pero estaba resignado. Era consciente de que el final iba a ser malo o peor y de que no podía hacer mucho… Pensé en mi familia: mis hijos, mis padres..., ¿qué me diría mi tio que es bombero? ¿Cómo tendría que actuar? ¿Salir corriendo? No, ni hablar… ¡A saber lo que pasaba ahí fuera! ¿Esconderme debajo de la mesa? Jolín, ¡si la mesa es de melamina barata! ¡Estaba seguro de que no iba a aguantar mucho! Pero bueno, no me quedaba más remedio: me puse debajo de la mesa en una zona que parecía más resistente (probablemente no lo era) mientras pensaba en la bronca que me iba a echar mi tío (si salía de esta) por esconderme en ese sitio tan inseguro y dejé que las explosiones que se acercaban me atravesaran. Entonces me desperté. No sé si me llegó a caer la bomba o no pero lo que sí sé es que estaba muerta de miedo…

A lo largo del día he ido reflexionando. ¿De qué tenía miedo? ¿De las bombas? No. ¿Del dolor? No. ¿De la muerte? Tampoco…¿Cuáles son las cosas que me dan miedo?

En realidad, tenía miedo de dejar solo a mi hijo, de no poder “controlar” de alguna manera o intervenir en el futuro de su vida, de la tristeza que causaría a mi familia, de no saber qué es lo que les estaría pasando a ellos en ese momento, de la incertidumbre, del cambio de planes, de no saber por qué pasaba eso…

Entonces me he dado cuenta de que realmente tengo miedos, bastantes miedos, como el miedo a:

  • Que las cosas no salgan como yo esperaba.
  • Que me coja algo por sorpresa.
  • Los cambios repentinos.
  • Las traiciones.
  • No decir lo mucho que quiero a las personas que quiero antes del último adiós.
  • No estar en los momentos difíciles para ayudar a las personas que quiero.
  • Defraudar a las personas que quiero y valoro.
  • Hacer daño a las personas que me quieren.
  • Rechazar a una idea descabellada que podría haber sido genial.
  • No hacer algo porque no es “políticamente correcto” pero que me encantaría hacer.
  • Renunciar a un exquisito plato porque “es demasiado” y que quizás nunca más podré probar.

Y así podría seguir con un montón de cosas pero parece que todas giran un poco alrededor del mismo fondo (creo): el egoísmo, ¿no? No sé, de todo lo que he dicho deduzco que soy dominante, controlador y que busco ser perfecto y aceptado por los demás, pero no soy un experto en este tipo de lecturas… ¿Alguien tiene alguna idea?

Mi gran amigo Google dice….

Por cierto, después de repensármelo varias veces, he buscado el significado de soñar con una “explosión” y dice así: “anuncia acontecimientos repentinos, cambios, imprevistos que serán dolorosos si la explosión hace destrozos. Tendrá preocupaciones familiares, peleas y problemas de dinero“. Nada bonito, para variar… ¿Será que realmente se avecina algo malo o que estoy en una etapa de pensamientos negativos que sólo atraen sueños de este tipo?

Grrrr!!!! ¡Ayuda!