Lo reconozco, me encanta la lectura y la escritura pero, preferencias a parte, escribir un blog es de las mejores opciones que tiene cualquier profesional libre para generar posicionamiento en la web y dar a conocer nuestra marca. Además, lo considero fundamental en cualquier estrategia de comunicación online y una perfecta herramienta de Marketing, ya sea a nivel profesional o a nivel personal, se trate de un blog corporativo o un blog sobre tus intereses….¡Todo vale en este mundo!

7 motivos por los que tendrías que escribir un blog

  1. Mejora tu comunicación. Te obliga a aprender a ir comunicándote cada vez mejor tanto ortográfica como sintácticamente. Siempre nos han dicho que la lectura ayuda, pero la escritura, ya sea un libro, o un blog mejora tu expresión lingüística en mayor medida todavía. En resumen, comunicarnos de manera más eficaz.
  2. Te ayuda a aclarar las ideas. Al enfrentarte a la hoja en blanco tu cerebro trabaja para ordenar la información. Esto te ayudará a darte cuenta de cosas que pasaban desapercibidas.
  3. Te da confianza. Escribir sobre lo que sabes te ayuda a definirte aún más en tu especialización y, cuanto más escribes, más especialista eres por lo que más confianza tienes en ti mismo.
  4. Es terapéutico. Escribir favorece nuestros procesos y salud mental. Actúa como relajante y puede servir para canalizar (y analizar) nuestros sentimientos más profundos.
  5. Propicia relaciones de networking. Establecer redes de contactos es más fácil si escribes un blog y compartes tus entradas con otros profesionales.
  6. Favorece tu posicionamiento web. La generación de contenidos relacionados con tus palabras clave es de las mejores herramientas para posicionarse de forma natural en los buscadores.
  7. Ayuda a definir tu marca y su posicionamiento. Un blog es un canal en el que se puede expresar tu marca tal y como es, con toda la fuerza de sus valores. Sería el lado más humano de la marca en la web 2.0.

Es cierto que si no estás acostumbrado a escribir, al principio te puede costar…, pero anímate y busca a alguien que te ayude o exprese tus pensamientos y conocimientos; lo agradecerás. Sólo necesitas encontrar un nicho de mercado (aunque no existan ya)  que te apasiones y en el que encuentres descanso. Si te animas con un tema que no te gusta, pronto te aburrirá y todo el trabajo invertido hasta la fecha, será para tirarlo a la basura.