Hay una noticia que hoy está revolucionando las redes sociales y los medios de información de marketing y comunicación online. Se trata de la noticia de Facebook que ya va a permitir incluir y utilizar #hastags al modo de otras redes sociales como Twitter, Pinterest, Tumblr o Instagram. Una vez más, hablamos de convergencia de las redes sociales pero, ¿acabará esto afectando a nuestra comunicación personal?

Me explico: poco a poco la dinámica y aspecto de las redes sociales va convergiendo; cada ve se parecen más. La forma de hablar y de comunicarse también. Si bien antes un twittero tenía un lenguaje bien distinto al de un facebookero, cada vez se va pareciendo más. Si antes había símbolos que sonaban a chino a aquellos que no eran usuarios de las redes sociales, ahora hay muchos menos.

El lenguaje de las redes sociales se está extendiendo por todas partes, llegando a afectar a nuestra comunicación personal.

Digamos que poco a poco este lenguaje se está universalizando. Lo que empezó como una jerga de unos pocos se ha ido extendiendo. Inconscientemente vamos incorporando a nuestro lenguaje habitual palabras, expresiones, construcciones… Y ahora llega el tema de los #hastags.

Los #hastags en la comunicación

Como sabéis, los hastags no es otra cosa que una forma de etiquetar contenido colocando una almohadilla “#” ante una palabra o incluso conjunto de palabras. Su finalidad básica es facilitar la búsqueda de conversaciones sobre una temática concreta. Primero fue Twitter y luego le siguieron las demás. Ahora ha caído Facebook…

A mí realmente me parece bien porque es una forma de simplificar. Además, aunque digamos que no es recomendable duplicar los mensajes en diferentes redes sociales, muchas veces va fenomenal. ¿Por qué no compartir la foto de Instagram en Facebook? Pues bien, a partir de ahora, si el mensaje de Instagram llevaba hastag, también servirá en Facebook. ¡Genial!

Y lo mismo pero al revés: al compartir actualizaciones de Facebook en otras redes sociales —cosa que teóricamente desaconsejo pero que por cuestiones de tiempo y de aprovechamiento de recursos hago mucho— ya podremos incluir almohadillas sin tener que justificar que queremos ahorrar tiempo. Muchos SEO y empresarios criticaban hasta ahora la presencia de hastags en facebook porque no servían para nada en esa red social y daba mala imagen ya que se hacía evidente que se aprovechaban los mensajes de una a otra red social. No obstante, como ahora los hastags ya estarán activos en Facebook y, por tanto, podremos hacer búsquedas con ellos, ¡se acabaron los problemas! ¡Vivan los hastags!

Así pues, todos hablaremos con hastags en las redes, pensaremos en hastags y buscaremos con hastags, en definitiva, todo parecerá una conversación de besugos. ¿Acabaremos etiquetando nuestras comunicaciones personales con hastags? ¿Por qué no? Así, al menos, facilitaríamos la tarea de descifrar rápidamente la temática de una conversación…

¿Imaginas que los poetas escribieran con hastags?